Las curiosas historias no resueltas del cóctel, o esas bebidas que hoy en día sabemos lo que son, y conocemos los que nos gustan más o nos gustan menos. Pero… ¿Seguro que a ninguno se nos ocurrió preguntarnos o preguntar, a quién se le ocurrió primero, y como dio en el clavo con los sabores?. Seguro que entre largas charlas entre amigos con cócteles en la mano, temas como estos se han tocado. Pero parece que el inicio de todo está siempre en duda, u oculta en la historia.

Es el arte de mezclar dos o más bebidas que lleven alcohol, o no, y así lograr grandes sabores que marcan nuestros momentos. El cóctel o cocktail, y la coctelería en sí misma, está cobrando cada vez más importancia en la sociedad moderna. Se da valor a este arte del mix de bebidas, con reconocimientos a los profesionales, y nuevas técnicas dentro del área como la mixología molecular, o coctelería molecular. La cultura de la coctelería va más allá de los que nos presentan en una copa, su origen inconcluso, hasta del propio nombre nos cuenta historias.

Las curiosas historias no resueltas del cóctel

Hablan de orígenes griegos y el siglo IV de Alejandro Magno. Cuando ya se mezclaba el vino con plantas, especias o miel para mejorar su sabor. Además de preparaciones y mezclas especiales, pero con fines medicinales.

Puede que la conclusión de todo sea no llamar cóctel, o lo que hoy conocemos como cóctel, a todas las mezclas de bebidas que hayan podido aparecer a lo largo de estos tiempos, o sí. Ahí está la cuestión, ya que las curiosas historias no resueltas del cóctel, tiene un antes y un después dentro de la sociedad. Estas bebidas no fueron consideradas como tal, hasta ciertos acontecimientos históricos que dieron un giro a su concepto. Aunque su nombre y el por qué del mismo, sigue siendo casi un misterio.

México aparece en su historia como lugar de origen. Teniendo como protagonistas a comerciantes ingleses del siglo XIX que bebían un brebaje llamado Drac, que consistía en la mezcla de varias bebidas con alcohol.

Pero, dentro de todas las teorías que rondan sus orígenes, hay dos que suenan ser las más aceptadas o acertadas, siempre depende de cómo se mire. En una de ellas, pisa fuerte la leyenda y figura de un tal farmacéutico francés de nombre Antoine A. Peychaud, afincado en la New Orleans (Estados Unidos) del siglo XIX. Posible creador de la coctelería como la conocemos en la actualidad. Quien pasó de las mezclas medicinales, a ofrecer a sus amigos bebidas con mezclas de licores de hierbas, para las que su utensilio de mezcla era una huevera, que en francés se traduce como ‘coquetiers’. Palabra que algunos creen firmemente ser el origen de los que hoy conocemos como cocktail. Y, si seguimos con el nombre, aparece una famosa bebida en Burdeos, una mezcla de licores llamada “coquelet”.

O más curioso aún, ¿puede que el nombre venga de una raíz?. Ésta se añadían a las bebidas, y la llamaban cola de gallo, o sea, cock’s tail. Creo que la duda perdurará…

Las curiosas historias no resueltas del cóctel

Ernest Hemingway y su amor por el mojito nacido en la célebre Bodeguita cubana.

“My Mojito en la Bodeguita… my Daiquirí en el Floridita”

—–

El gran Lebowski y su contribución al resurgimiento del White Russian o Ruso Blanco, tras la obsesión de su personaje principal hacia éste cóctel.

Las curiosas historias no resueltas del cóctel

Continuando con las teorías de sus inicios, y dejando de lado la posible leyenda de Mr. Peychaud. Hay un acontecimiento histórico que, como indicamos anteriormente, pisa fuerte como origen de la coctelería como tal. Y hablamos de la famosa “Ley seca” de Estados Unidos.

Una ley que incito mucho más a beber, y hacerlo en la clandestinidad fue lo que llevo a popularizarlos en ese país ya a finales del S. XIX. El alcohol ya estaba presente en la vida social del país, pero con la prohibición de aquella ley, y la comercialización de malos alcoholes, se empezó a experimentar y crear mezclas que camuflaran el mal sabor con zumos de frutas, refrescos y esencias. Algo que coincide con la famosa historia del “Long Islang Tea”, bebida creada durante la Ley Seca, esta vez, no para camuflar el alcohol malo, sino para poder beber alcohol bajo el nombre de Tea 😉

Las curiosas historias no resueltas del cóctel

Este genial concepto de recreo social, y que en ese entonces solo circulaba en las élites sociales norteamericanas. No tardó en popularizarse y extenderse en Europa a principios del siglo XX, de la mano de barmans emigrantes a países del continente.

Es la primera vez que aparece la palabra como tal, y aclaran el significado de la misma de la siguiente manera…

Un ‘cóctel’ es un licor estimulante, compuesto por espíritus de cualquier tipo, azúcar, agua y bíteres – Harry Croswell .1806. (editor del The Balance and Columbian Repository)

Más tarde, en 1862, aparece otra clara aparición del concepto, en “How to mix drinks” de Jerry Thomas, donde aparecían útiles recetas para barman, y… como hacer cocktails. A las que se refería como mezcla de bebidas en la que se hacía uso de amargos.

Las curiosas historias no resueltas del cóctel
Las curiosas historias no resueltas del cóctel
El Manhattan, “El rey de los cocteles” o unos de los 6 legendarios cocteles clásicos del libro “El fino arte de mezclar bebidas”.

El OLD FASHIONED, es probablemente el primer cocktail creado y nombrado de la historia. El favorito del Don Draper, para los entendidos seriéfilos.

Nace en Kentucky, allá por el año 1889. Pero las curiosas historias no resueltas del cóctel, hace justicia una vez más y no deja claro si el origen de este famoso cóctel se debe agradecer al coronel James Pepper, el mismo propietario de la marca de un bourbon llamada OLD 1776. Que intentando reducir su fuerte sabor, ideo la gran mezcla que luego la popularizo entre su exclusivo grupo del Club Pendennis de Luisville. Pero también aparece la figura de un barman en Nueva York de 1870, quien improviso esta mezcla para impresionar a la mismísima madre de Churchill, en un evento político.

El Mai Tai es de 1944, es de California, no de donde el nombre te sugiere que es. El nombre viene del grito a su creador: ¡Mai tai roa! en tahití. Lo que sería “Muy bueno” en español.

¿Sabías que el Martini es una mezcla de ginebra y vermú? Su origen data del año 1863, de la mano de los italianos Alessandro Martini y Luigi Rosso.

Muchos de los mejores cócteles y más famosos que existen, parecen contar una historia con sus propios nombres. Pero hay otros que no son lo parecen, y Las curiosas historias no resueltas de los cócteles, en ocasiones crean misterio y dejan con ganas de saber más. Gusten mucho o no, ese afán de buscar el origen de las cosas, por más pequeñas o poco importantes  que sean, enriquecen de alguna manera nuestro tiempo.

By | 2018-10-31T21:44:05+00:00 octubre 31st, 2018|Historia, Hosteleria, Tendencias gastronómicas|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment