La Estética del Menú Perfecto y cómo lograr sacar el mejor partido al típico papel de presentación de toda la vida que nos muestra la propuesta del restaurante. Con este post, en vez de centrarnos en la estructura técnica del menú a la hora de posicionar los platos, como hablamos anteriormente en El Menú Engineering en la Hostelería. Nos centraremos en la estética pura y en todo lo que supone lo visual como estrategia de venta directa.

La importancia de La Estética del Menú Perfecto cae en su poder como herramienta de publicidad y en su capacidad de transmitir al cliente la historia que queremos contar con nuestros platos, los colores, los diseños y hasta la tipografía. Una vez más los destacamos el valor de cuidar los detalles.

Una herramienta que últimamente se repite bastante en el diseño actual de los menús es el Storytelling. Y es que lo que queremos lograr – o tenemos que querer lograr- con nuestros menús es utilizarlo como vía de venta más sutil y directa al cliente. Alcanzar establecer esa conexión con el cliente a través del menú nos aporta un plus muy importante a la hora de fidelizarlos.

La Estética del Menú Perfecto

El estudio consiste en hacer un seguimiento del movimiento de los ojos para saber cómo los clientes leen las cartas en los restaurantes. Con esto han llegado a una clara conclusión. De que leemos las cartas igual que los libros, es decir, de arriba a abajo y de izquierda a derecha – Sybil Yang de la San Francisco State University, y directora del proyecto y laboratorio “eye tracking” para Hotelería y Turismo.

“Poco se parece una marisquería a un asador, menos a una pizzería mucho menos a un restaurante de alta cocina, pero hay algo que creo indispensable en todo y es que debe ser extremadamente fiel al modelo de restaurante que representa y su identidad”-Quique Dacosta Chef

La Estética del Menú Perfecto

A continuación enumeramos 5 consejos útiles a tener en cuenta a la hora de empezar a diseñar el menú perfecto que encaje con la filosofía de nuestro restaurante y lo que queramos trasmitir con él.

  • La tipografía importa y mucho!.

La diseñadora gráfica y experta en la psicología de la tipología, Sarah Hyndman, nos explica todo lo que puede llegar a transmitir una tipología de letra u otra a las personas. Conocerlas aunque sea en lo más mínimo puede ayudar a comunicar mejor a las personas lo que deseemos. Ella, lo que nos intenta explicar es la magia de desprenden las fuentes y las sensaciones que nos dejan al leerlas. Cada tipología tiene una personalidad que puede generar sencillez, respeto, confianza, rigidez, etc.

Por ejemplo, si vemos una carta con tipología manuscrita podríamos estar hablando de un restaurante de estética y filosofía artesanal y humano. En cambio, los menús que utilizan la tipología sans-serif o sin cenefa muestran una imagen moderna, fresca y joven, a la vez de transmitir sobriedad y seguridad. Por otro lado, la elección de los colores no carece de importancia, sino todo lo contrario. Forma parte clave de la estética que buscamos junto con la tipología, y su efecto psicológico en el cliente es igualmente influyente.

La Estética del Menú Perfecto
  • Es una carta, no un diario.

Intentemos no caer en la abundancia de texto y señales que puedan saturar al cliente. La intención es llamar su atención y facilitarles el proceso de crear sus propios menús y pedirlos. Es muy importante no olvidar detalles como las correspondientes señales de alergias e intolerancias, en lo posible crear cartas en braille y en pictorama para las personas con autismo.

Sobre el tema de precios, ha cambiado bastante su presencia dentro de la carta/menú. Hay estudios que apuestan por un cambio positivo de la reacción de los clientes hacia los precios sin signos a la hora de gastar en un restaurante. Debemos intentar colocarlos de la manera más elegante posible, sin el símbolo de moneda correspondiente y con el IVA ya incluido.

  • Pongamos a trabajar nuestra imaginación.

El tipo de material que utilizamos, los colores que escogemos para transmitir lo que somos como empresa, la historia que podemos contar con nuestros platos. Todo vale y un buen brainstorming no vendría nada mal a la hora de diseñar nuestro menú perfecto.

Hoy se lleva lo reciclado, la madera, los materiales orgánicos utilizados con cariño y originalidad con las frases, las pizarras, ya hasta el tipo de luz del local. Todo para dar personalidad a nuestra carta y nuestro restaurante. Por otro lado, usemos la imaginación en los nombres de nuestros platos, con eso ganamos seguro, por lo menos quitar una sonrisa al comensal.

Detalles como contar la procedencia de nuestros ingredientes en una frase sencilla y creativa. Contemos cosas con los platos que ofrecemos, contemos el por qué, contemos el dónde y para qué con un guiño a la poesía.

La Estética del Menú Perfecto
  • Cuidemos los detalles.

Entre las cosas que nos pueden resultar desagradables en un restaurante está la carta sucia, vieja, esas cartas grandes e incomodas, o muy pequeñas que cuesta leerlas. Cuidemos esos detalles porque son importantes. Actualicemos nuestro menú/carta e intentemos mantenerlos siempre limpios para el cliente. De esta manera ayudamos a que todo el trabajo que hemos hecho para diseñarlos mantenga su magia.

También en este punto queremos mencionar un punto clave, que a la vez puede parecer obvio. Pero con la presencia de las redes sociales en la actualidad y la publicidad involuntaria que nos pueden hacer nuestros clientes al visitarnos no olvidemos de poner nuestro nombre en la carta, además de otros datos como nuestra web o RRSS. De esta manera, estará todo lo que el cliente potencial puede necesitar a la hora de ver una foto de nuestra carta en las redes.

  • La importancia de las fotos e ilustraciones…sin pasarnos.

Evitemos caer en las costumbres de antaño. Fotos de nuestros platos en los menú, no!. Probemos decorarlos con ilustraciones creativas, y si son fotos, que sean de calidad profesional. Aunque si podemos evitarlas, mejor. Optemos por la primera opción con ingenio y sin olvidar lo que queremos contar, acorde a la filosofía de nuestro restaurante.

En lugar de fotografías, se puede utilizar ilustraciones, que son más propensas a ser del todo atractivas y ayudan a reflejar la personalidad del restaurante. Pero sin pasarnos, no pequemos de abundancia ni distraigamos la atención del comensal hacia lo realmente importante, los platos.

Lo que se busca principalmente con La Estética del Menú Perfecto es conectar y llamar la atención visual, aparte de gustativa. Nos obliga de alguna manera a trabajar y cuidar detalles como el vínculo entre la decoración de nuestro local, el diseño de nuestro menú e incluso los platos que ofrecemos, además de los colores que nos representan como empresa. En resumen, con el menú/carta aprovechamos para comunicar la filosofía de nuestra empresa y la historia que cuentan nuestros platos.

Quizás sea algo que a muchos no les supone especial importancia, pero desde luego la tiene. Una vez que el cliente pisa nuestro local, el primer contacto es el personal y el segundo el menú. Tenemos que utilizar todas las vías posibles para atraer al cliente, y aparte del nuestro personal, la estética del menú es la opción sutil, directa e ideal.

About the Author:

Leave A Comment