Conoce a SPYCE, el primer restaurante robotizado del mundo que se encuentra en Boston, Massachusetts EEUU. La unión y el sueño de sus creadores Michael Farid, Kale Rogers, Luke Schlueter, y Brady Knight, apodados ellos mismos como “The Spyce Boys” se crea allá por el 2015. Desde aquel entonces, el objetivo de estos estudiantes de Ingeniería mecánica del MIT y jugadores de waterpolo ya era poder unir “la comida rápida, deliciosa, saludable, y que cualquier estudiante pudiera permitirse”, a partir de esto ya apuntaban maneras…

“The first bite is our one chance to make a lasting impression, and we’re taking it.”

Finalmente se dio lugar a la inauguración de este primer restaurante robotizado capaz de cocinar platos de estrella Michelin. Un gran logro y sacrificio para estos estudiantes que completaron el equipo con el chef francés estrella Michelin y director culinario David Boulud, quien más tarde uniría al grupo a Sam Benson como chef ejecutivo.


Con el equipo formado y el sueño en marcha se Conoce a Spyce, el primer restaurante robotizado como el futuro de la comida rápida, sana y cocina sostenible que no tiene por qué ser cara. Cabe destacar que no incluyen carne roja en sus menús. Además recorren recetas sanas de varias culturas del mundo como tailandesa, latina, mediterránea, libanesa, india y marroquí a un precio de no más de 7,50 dólares.


Spyce ganó el Premio de Lemelson-MIT Student (“Eat It”), y el Premio del público del Concurso de Espíritu Empresarial del MIT”

Conoce a SPYCE, el primer restaurante robotizado
Conoce a SPYCE, el primer restaurante robotizado

“Culinary Excellence Elevated by Technology”

Es su lema, con lo que quieren explicar de alguna manera la verdadera intención de su creación con respecto a la automatización de las industrias. Ya que su intención no es fomentar a prescindir de los humanos, sino poder acceder a este tipo de comida rápida y de primer nivel estrella Michelin a un precio asequible con lo que la reducción de costes les permite.

Aun así, el Spyce cuenta con más personal trabajando en el local y para el local. Ya que los ingredientes que cocinaran los robots son previamente preparados por unos cocineros. Luego al finalizar el proceso de preparación de 3 minutos, es recogido por el “garde manager” quien comprueba el resultado y le da los últimos toques de decoración al plato.

Además cuentan con más personal en un almacén y espacio de preparación de los ingredientes que se limpian y pican durante la noche para la mañana siguiente. Poseen una cocina de prueba con personas trabajando, y una incubadora de empresa para start-ups centradas en la tecnología limpia.

 “Automatizar a los trabajadores no es nuestro ángulo” – Brady Knight.

“Spyce ha transferido mucho trabajo pesado de los seres humanos a las máquinas por el bien de la eficiencia, y afirma que los trabajos restantes para los humanos se pagan mejor que los típicos empleos de comida rápida.” – Brady Knight.

Conoce a SPYCE, el primer restaurante robotizado

Conoce a SPYCE, el primer restaurante robotizado. Donde al entrar vemos una máquina de siete robots a los que los llaman woks (con capacidad de autolimpieza) capaz de hacer hasta 200 comidas por hora. Se encargaran de mezclar los ingredientes y crear el plato que previamente hayamos elegido en una de las pantallas táctiles. Sobre los woks o sartenes hay unas pantallas que van informando del proceso de nuestro pedido y el nombre del mismo.

Desde el principio han apostado por la buena comida a precio asequible y la sostenibilidad en sus platos, su proceso y filosofía empresarial. Por lo que, aparte de no incluir la ternera (por no ser sostenible) en sus menús como indicamos anteriormente, sus utensilios como bols, vasos, cubiertos y servilletas son reciclables.

Actualmente el negocio está viviendo un inicio más que exitoso y con una respuesta del público muy positivo que se traduce en ya más de 10.000 comidas servidas. También ya trabajan en una app móvil de la empresa, sin desatender sus planes futuros de expandirse en universidades a nivel nacional.

Están en boca de todos y su gran logro a tan corta edad no hace más que abrir puertas a los jóvenes a soñar, valorar y saber utilizar las herramientas del futuro hacia un mundo de oportunidades donde la tecnología y el ser humano puedan trabajar de la mano.

About the Author:

Leave A Comment